Época Romana | Apartamentos Rurales Tierras de Granadilla

Época Romana

Cáparra

En la vía de la Plata, Roma establece áreas de descanso o mansiones, lugares de alojamiento para los viajeros y peregrinos situadas a 5 ó 6 leguas de distancia. Aquae Cañarense (Baños de Montemayor), Capera (Cáparra), Rusticiana (Fuente del Sapo, en Galisteo), Túrmulus (Alconétar), Castris Caecilis, Ad Sorones (Casas de Don Antonio), son algunas de las mansiones de la provincia de Cáceres.

Sobre la población indígena vettona, los emperadores Julio-Claudio superponen un asentamiento romano en Cáparra. Ésta alcanza el rango de municio a finales del siglo I de la E.C. Ostentó el estatuto de ciudad estipendiaria.

Por ella pasaba la Vía de la Plata, cuyo nombre procede del árabe balata, camino empedrado. Dos calzadas secundarias se extienden pro la comarca del Granadilla: la vía Cáparra-Jerte que empalma transversalmente con el camino que surca la sierra de Hervás y el valle del Jerte. Y Aldeanueva del Camino-La Abadía-Lagunilla-Ciudad Rodrigo.

Balneario Baños de Montemayor

Los exvotos, aras y epígrafes latinos vienen a corroborar que en época de dominación romana, estas fuentes termales fueron utilizadas y veneradas por militares y funcionarios romanos, además de la población hispano-romana, que verán alivio considerable de sus males en esta agua sulfurosas que manaban ya en el siglo II A.C. formando una hermosa laguna acuática. Son varias las aras dedicadas a las Ninfas.